Blog de andreaarteaga

Para ti.

Que mi vida cambiaba. Que mi ilusión se apagaba y que mi vida no seguiría la misma dirección. Sentí que te ibas y yo no podía hacer nada. Nunca me había sentido tan impotente, de tenerte tan carca, a tener que dejar irte tan lejos. Esa impotencia de tener que dejarte marchar, y ese dolor que me llegaba a las entrañas, y pensar en que no volverías. Sentí que los días a partir de ese instante cambiarían, y que mi vida tomaría un antes y un después. Ya nada volvería a ser como antes, y nada de lo que ahora me pasará volvería a vivirlo como antes. A partir de ese instante, nadie me calmaría el dolor de mi pesar, y nadie me completaría como lo hacías tu. Que en ese día se quedo una niña indefensa e inocente, que solo se escondía bajo tu caparazón, y surgió una chica que tenía que mirar por si sola sin ayuda de nadie. Esos putos segundos que cerraste los ojos eternamente me cambiaron la vida, y los 17 años atrás. Tuve que transformarme en otra persona con un escudo de acero. Que el dolor es inevitable, y parece siempre que fue ayer. No sé cuanto tiempo quedará para encontrarle sentido a todo lo que hago, sin que tus ojos miren como lo consigo, no sé cuanto tiempo quedará para que mi vida escoja un nuevo rumbo. No sé cuanto quedará para escaparme de este paréntesis del tiempo y volver a vivir.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: